sábado, 18 de septiembre de 2010

OPD IV PROGRAMA

Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Organización de los contenidos

El programa se organiza en cuatro bloques de actividades. Cada bloque incluye sugerencias de actividades y de bibliografía básica; estas propuestas no tienen un carácter exhaustivo ni tampoco rígido: el maestro y los estudiantes pueden modificar o agregar las que consideren necesarias, tratando de atender tanto las problemáticas derivadas del trabajo en las aulas de la escuela secundaria como la formación de los estudiantes en la especialidad que estudian.

Las actividades del primer bloque están destinadas a la preparación de las jornadas de observación y práctica. Consideran, en primer lugar, la reflexión sobre la experiencia obtenida a lo largo de la licenciatura en la escuela secundaria como un factor básico que permite identificar las habilidades que se han adquirido y las que requieren fortalecerse; en segundo lugar, el bloque abarca la planeación de las secuencias de actividades didácticas que se desarrollarán en las próximas prácticas y la preparación de la jornada en su conjunto.

El segundo bloque consiste en la realización de las jornadas de observación y práctica, para lo cual se plantean recomendaciones que los estudiantes tienen que considerar durante las estancias en la escuela secundaria.

El tercer bloque está dedicado al análisis sistemático de las experiencias obtenidas en la escuela secundaria. Las actividades sugeridas en este bloque dan especial importancia a la revisión del desempeño docente y de las habilidades que los estudiantes ponen en juego para propiciar el aprendizaje de los adolescentes. Se espera que los estudiantes aprovechen la experiencia obtenida en el análisis de la primera jornada al diseñar la planeación de la segunda.

Finalmente, en el cuarto bloque se incluyen actividades con las que se busca analizar los resultados obtenidos al trabajar con grupos escolares y los retos que plantea trabajar con las asignaturas de la especialidad en distintos grados y grupos de la educación secundaria. Este bloque sólo se estudia después de la segunda jornada de observación y práctica.

Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Sugerencias para la evaluación del curso

1. Para evaluar el aprendizaje de los estudiantes se deberá tomar en cuenta, de manera permanente, el trabajo que realizan durante el semestre. Es importante que desde el principio del curso los estudiantes tengan claros los criterios y los productos que se van a considerar en la evaluación.

2. Tomando en cuenta los rasgos del perfil de egreso señalados en el Plan de Estudios, así como los propósitos del curso y las actividades propuestas en los bloques del programa, se recomiendan los siguientes criterios que pueden considerarse en la evaluación y que serán ampliados por el maestro responsable de la asignatura y por los estudiantes:

Capacidad para diseñar actividades didácticas acordes con los propósitos y con los enfoques para la enseñanza señalados en el plan y programas de estudio de educación secundaria.


Habilidad para aplicar actividades de enseñanza acordes con los propósitos formativos y con las características de los grupos escolares de educación secundaria.


Competencia para reconocer y atender las situaciones imprevistas y de conflicto en el aula, así como para hacer uso óptimo del tiempo, del espacio, de los recursos y de los materiales educativos.


Capacidad para aprender de las experiencias vividas en la escuela secundaria.


Habilidad para interpretar y relacionar los materiales escritos con las situaciones que experimentan en la escuela secundaria, así como para expresar su opinión en las sesiones de clase y en los grupos de trabajo.
3. Para valorar los avances logrados en este semestre conviene aprovechar el expediente que han integrado en las asignaturas del Área Actividades de Acercamiento a la Práctica Escolar; el expediente ha resultado una herramienta útil para los estudiantes y para los maestros de las escuelas normales.

4. Las actividades del cuarto bloque permiten a los estudiantes valorar sus progresos al reconocer las habilidades docentes que han consolidado, sus avances en este semestre y las dificultades que aún enfrentan, desde una perspectiva integral y crítica del trabajo que desarrollaron en la escuela secundaria. A partir de los resultados de las actividades propuestas, los estudiantes pueden llevar a cabo su autoevaluación.

5. Es importante propiciar que los maestros de los grupos de la escuela secundaria participen en la evaluación. Las recomendaciones que hacen y las opiniones que vierten acerca de los logros y desaciertos de los estudiantes aportan elementos para valorar su desempeño


Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Propósitos generales

Al concluir las actividades propuestas en el curso se espera que los estudiantes normalistas:

1. Amplíen sus conocimientos y fortalezcan las habilidades para la preparación y realización de actividades de enseñanza con los adolescentes en la escuela secundaria.

2. Mejoren la habilidad para observar a los adolescentes en el trabajo escolar y. aprovechen el conocimiento obtenido para tomar decisiones durante la práctica educativa.

3. Reconozcan que los resultados alcanzados por los alumnos son un elemento fundamental para la reflexión sobre la práctica y constituyen la base para mejorar el trabajo docente.

4. Valoren el análisis y la reflexión sobre la práctica como herramientas para el me­joramiento constante del desempeño docente.


Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Propósitos generales

Al concluir las actividades propuestas en el curso se espera que los estudiantes normalistas:

1. Amplíen sus conocimientos y fortalezcan las habilidades para la preparación y realización de actividades de enseñanza con los adolescentes en la escuela secundaria.

2. Mejoren la habilidad para observar a los adolescentes en el trabajo escolar y. aprovechen el conocimiento obtenido para tomar decisiones durante la práctica educativa.

3. Reconozcan que los resultados alcanzados por los alumnos son un elemento fundamental para la reflexión sobre la práctica y constituyen la base para mejorar el trabajo docente.

4. Valoren el análisis y la reflexión sobre la práctica como herramientas para el me­joramiento constante del desempeño docente.


Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Bloque II. Desarrollo de las jornadas de observación y práctica

En este bloque se precisan las actividades de observación y práctica para las dos estancias en la escuela secundaria durante el semestre. Dichas actividades están especialmente orientadas al fortalecimiento de las habilidades necesarias tanto para aplicar secuencias de actividades didácticas de la especialidad que se estudia como para observar a los adolescentes y dialogar con ellos a fin de explorar sus aprendizajes; de tal manera que este conocimiento más profundo del grupo escolar apoye a los estudiantes normalistas para tomar decisiones sobre la marcha en la tarea docente.

Las actividades que realizan los estudiantes durante las jornadas son:

Conducir actividades de enseñanza en los tres grados de educación secundaria –un grupo de cada grado (las especialidades de Biología y Geografía en cuatro grupos, dos de primer grado y dos de segundo)– para tratar contenidos de las asignaturas de la especialidad que estudian.


Observar a los alumnos de los grupos con que trabajan, en especial a un número reducido de adolescentes, durante el tiempo en que conducen las actividades de enseñanza de su especialidad y las horas que permanecen durante el turno completo en la escuela secundaria.


Llevar a cabo las actividades de apoyo cotidianas: entre otras, vigilar los recesos y organizar a los alumnos para las actividades escolares que se realizan durante el día, tanto dentro del aula como en otros espacios escolares. Colaborar con los maestros de las asignaturas de la especialidad en las tareas que les corresponda realizar como parte de las comisiones establecidas en la escuela secundaria.


Hacer ajustes a la planeación de las actividades programadas para el tratamiento de los contenidos de la especialidad: el uso del tiempo, del espacio, de los recursos y materiales educativos o en aquellos aspectos que se consideren necesarios.


Recolectar evidencias del trabajo desarrollado por los alumnos; en la medida de lo posible obtener datos de los procedimientos que siguieron, de sus preguntas y de sus explicaciones, ya que éstos orientan los ajustes que conviene ir haciendo a los planes. Es importante que estas evidencias no se vean como una constancia de lo realizado, sino como una fuente de información que propiciará el análisis.


Intercambiar opiniones sobre su propio desempeño al tratar los contenidos de enseñanza de la especialidad, con los maestros de los grupos escolares, con el titular de Observación y Práctica Docente IV y con los maestros de la escuela normal que acudan a la escuela secundaria.


Elaborar un diario de trabajo que relate las situaciones más relevantes de cada actividad, de su desempeño al conducir la enseñanza y de los logros y dificultades de los adolescentes al desarrollar las tareas propuestas. Es necesario que el diario de trabajo se realice al terminar el día, con el propósito de provocar la reflexión sobre experiencias concretas que permitan orientar las clases futuras.


Dialogar con los profesores de grupo de la escuela secundaria, con el fin de recibir su asesoría en las actividades escolares que ponen en marcha. Es importante solicitar su punto de vista y su ayuda acerca de la planeación, el ambiente de orden y trabajo, las formas de organización del grupo, la comunicación con los adolescentes, el dominio de los contenidos de la especialidad, las actividades de enseñanza propuestas, el desempeño y los aprendizajes de los alumnos, la utilización adecuada de los recursos y materiales educativos, el uso del tiempo, entre otros, con la intención de aprovechar la experiencia que el profesor tiene sobre el trabajo docente en las asignaturas de la especialidad, así como su conocimiento de los grupos escolares.

Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Bloque III. Análisis de las experiencias obtenidas durante las jornadas de observación y práctica

Con las actividades de este bloque los estudiantes analizan las formas en que se manifiesta la competencia didáctica que han desarrollado al poner en marcha actividades de enseñanza de la especialidad con los adolescentes; es decir, reconocen situaciones que les permiten detectar aciertos, aspectos conflictivos y preguntas no resueltas acerca de su desempeño docente.

Se pretende que los estudiantes valoren lo que aconteció en las aulas de la escuela secundaria y, a partir de la reflexión, adquieran más herramientas para planear y desarrollar actividades de enseñanza de la especialidad en los grupos de educación secundaria con los que trabajarán posteriormente.

Actividades sugeridas

Una revisión panorámica: mi trabajo en el aula

1. Hacer un balance general de las actividades desarrolladas en la escuela secundaria. Comentar cuáles fueron las situaciones que más les llamaron la atención al trabajar los contenidos de la especialidad con los adolescentes y que recuerdan con mayor precisión porque les dejaron una experiencia grata o desagradable.

2. Por escrito, destacar las que tienen relación directa con su desempeño, a fin de que reconozcan las habilidades docentes que ya poseen y vayan adquiriendo elementos para mejorar aquellas que aún les representan problemas. En este sentido, es importante que vayan distinguiendo los contenidos en que tuvieron un dominio más amplio y los que les representaron dificultades; los contenidos que les plantearon más retos y por qué; aquellos en que han adquirido un mejor manejo en la forma de enseñarlos; los que más les gustaron como futuros profesores y los que más gustaron a los adolescentes.

Otros elementos para la reflexión y el análisis

1. Leer el texto de Van Manen, “La relación entre la reflexión y la acción” y, en equipo, discutir sobre los siguientes puntos:

El concepto de reflexión en la labor docente.


Los desafíos que enfrentan los maestros para incorporar la reflexión en su práctica educativa.


De acuerdo con las actividades desarrolladas en la escuela secundaria, ¿de qué manera se manifiesta su reflexión docente en las prácticas?
2. Leer el texto “Reflexione en, sobre y para la acción”, de Fullan y Hargreaves, e identificar las ideas fundamentales de los autores en relación con las técnicas para desarrollar la práctica reflexiva.

3. Revisar en su expediente el desarrollo de una actividad relativa al análisis de la experiencia efectuada en el semestre anterior y comentar las coincidencias entre los planteamientos de estos autores y las estrategias que se aplicaron en el desarrollo de esa actividad.

4. Leer el texto de Antoni Zabala, “La práctica educativa. Unidades de análisis”, y realizar las siguientes actividades:

Elaborar un esquema que recapitule las ideas referidas a las unidades de análisis, las variables y los referentes para el análisis.


En equipo, explicar brevemente cómo trata el autor las siguientes cuestiones:
– La necesidad de establecer criterios para realizar una evaluación razonada y fundamentada.

– La importancia de conocer e identificar las variables que intervienen en la práctica educativa para la mejora profesional.

– El papel de la teoría en el análisis de la práctica.

Comentar en equipo el cuadro en el que el autor sitúa los diferentes elementos para el análisis de la práctica.
5. Escribir una conclusión personal acerca de las siguientes preguntas: ¿qué semejanzas identifica entre los planteamientos de los autores sobre el análisis de la práctica y las actividades que con este fin se han realizado en los cursos del Área Actividades de Acercamiento a la Práctica Escolar?, ¿qué sentido tienen las actividades destinadas al análisis de las experiencias obtenidas en la escuela secundaria?, ¿cómo contribuyen a su formación?

¿Qué otras características de los adolescentes conocimos?

1. Organizar en un cuadro, como el que se presenta a continuación, la información obtenida sobre los adolescentes de los grupos en que observaron, considerando los siguientes elementos: datos de los alumnos (grado y grupo, edades), su desempeño en cada asignatura, lo que les gusta o disgusta en el trabajo escolar, sus expectativas sobre la escuela y sus relaciones con los profesores; asimismo, plantear acciones que pondrán en marcha en cada grupo durante la próxima jornada con el fin de atender a los intereses y necesidades educativas de los alumnos.

Datos de los adolescentes
del grupo Desempeño en cada asignatura
 Lo que les gusta o disgusta
 Expectativas sobre la escuela
   Relación con el profesor
 Acciones
que realizará
el estudiante
             

2. Con base en la información del cuadro anterior, analizar en equipo las características y necesidades de cada grupo escolar. Para este análisis los estudiantes pueden formularse preguntas como las siguientes:

¿Qué tipo de actividades realizaron los adolescentes con interés y entusiasmo?, ¿a qué asignatura corresponden? Desde su punto de vista, ¿qué factores intervinieron en ello?


¿Cómo interactuaron entre sí y con cada maestro durante las actividades?, ¿cómo cambió la interacción en el transcurso del día?, ¿qué actitudes manifestaron ante las participaciones de sus compañeros?


¿Qué preguntas plantean?, ¿de qué manera el profesor atiende a esas preguntas?, ¿cómo se pueden aprovechar las inquietudes de los alumnos en el desarrollo de las actividades de enseñanza?


¿Qué formas de atención individual dan los maestros a los alumnos durante las clases?, ¿cómo influye esta atención en el desempeño escolar?, ¿en qué casos no reciben este tipo de atención?, ¿cómo repercute esta situación en la clase?
3. Elaborar un escrito en el que sistematicen el conocimiento que obtuvieron de los alumnos de educación secundaria en el desarrollo de actividades de enseñanza y la forma en que pueden tomar en cuenta este conocimiento al diseñar actividades didácticas de la especialidad dirigidas a estos grupos escolares.

Contrastar este escrito con el que realizaron en el curso Observación y Práctica Docente III, relativo a los adolescentes del grupo, para identificar los avances obtenidos en el conocimiento de los adolescentes.

Revisemos nuestra competencia didáctica

1. Seleccionar actividades que desarrollaron en la escuela secundaria y que consideren representativas, ya sea porque resultaron efectivas o bien porque no se lograron los propósitos previstos. Reconstruir la secuencia de actividades y, a partir de sus planes, su diario de trabajo y las producciones de los alumnos, valorar su competencia didáctica en relación con las cuestiones que se mencionan a continuación y que se pueden enriquecer con planteamientos propios de la especialidad:

Claridad de propósitos. ¿Qué se esperaba lograr con la actividad realizada?, ¿se logró lo esperado?, ¿las diversas tareas que se propusieron a los alumnos durante la clase contribuyeron al logro del propósito?, ¿por qué?, ¿qué ocurrió cuando se tenía claro lo que se pretendía lograr con los alumnos?, ¿en el caso contrario, qué sucedió?


Dominio de los contenidos. ¿De qué manera se atendieron las preguntas, explicaciones y procedimientos de los alumnos?, ¿en qué casos no se tuvo un conocimiento profundo del contenido que se estaba tratando?, ¿cómo se dio cuenta de ello?, ¿de qué manera esto repercutió en el trabajo realizado con los alumnos?, ¿qué se puede hacer para evitar estos problemas en el futuro?


Habilidad para comunicarse con los adolescentes. ¿Las preguntas planteadas propiciaron la reflexión?, ¿las preguntas tomaron en cuenta los conocimientos que los adolescentes tenían?, ¿qué se hizo cuando los alumnos no respondieron?, ¿qué se hizo con las respuestas “erróneas” de los alumnos?


Habilidad para coordinar las tareas y las discusiones. ¿Cómo se tomaron en cuenta los diferentes ritmos de trabajo y de aprendizaje de los adolescentes?, ¿cómo se organizó al grupo durante la actividad y qué resultados se obtuvieron?, ¿la coordinación de las participaciones contribuyó a que los alumnos confrontaran sus puntos de vista?, ¿de qué manera se intervino para apoyarles en la formulación de conclusiones?


Habilidad para identificar los logros de los alumnos. ¿Qué aprendizajes lograron los alumnos con la actividad?, ¿eran los aprendizajes que se esperaban?, ¿qué estrategias se emplearon para identificar esos aprendizajes?
2. Proponer, en un escrito individual, formas de trabajo que les permitan atender los procesos que siguen los adolescentes y con ello adquirir conocimientos nuevos y enfrentar las dificultades en su desempeño docente al tratar los diversos contenidos de las asignaturas de la especialidad en la educación secundaria.

Los textos de Astolfi: “En busca del valor”, “Conocimientos, ni teóricos ni prácticos” y “El reflejo de los textos”, y el texto de Tyack y Cuban, “¿Por qué persiste la gramática de la escolaridad?”, permiten que los estudiantes reflexionen acerca de la forma en que las escuelas están organizadas y cómo esta organización puede influir en la dinámica del aula.

¿Qué he aprendido en esta jornada y qué hacer para la próxima?

1. Completar el escrito que elaboraron al hacer la revisión panorámica de la primera jornada de observación y práctica, incorporando dificultades o aciertos que no habían considerado.

2. Revisar su escrito y reflexionar en torno a las siguientes cuestiones:

Las secuencias de actividades didácticas planeadas que favorecieron el aprendizaje de los adolescentes, ¿cómo se pueden aprovechar para la planeación de actividades de enseñanza con otros contenidos?


Las secuencias de actividades didácticas que se aplicaron con buenos resultados, ¿de qué manera se podrán utilizar en otras secuencias o con otros contenidos?


¿Qué actividades de enseñanza fueron adecuadas en una situación anterior y al parecer en una nueva situación no lo fueron tanto?, ¿en qué actividades se dio lo contrario?, ¿a qué se debió?, ¿cómo se puede aprovechar esa experiencia?


Los resultados obtenidos al utilizar los recursos y materiales educativos con un contenido ¿cómo orientan para utilizarlos con los demás contenidos?


Al trabajar con un contenido diferente al de una clase anterior, ¿qué modificaciones se hicieron en la dinámica del trabajo?, ¿qué se mantiene?, ¿qué cambia?, ¿qué actividades, de manera particular en cada contenido, han resultado efectivas para el aprendizaje de los adolescentes?
Estas reflexiones tienen el propósito de que los estudiantes adviertan que las actividades de enseñanza con las que obtuvieron buenos resultados al tratar un contenido en particular pueden brindar pistas para fortalecer el trabajo con los demás contenidos y a la vez conformar su estilo de docencia.

3. Tomar notas individuales acerca de los logros que pueden ampliarse al trabajar con otros contenidos y en otros momentos del trabajo docente. El texto de Alonso, “¿Qué hacer para motivar a nuestros alumnos?”, aporta elementos para identificar factores relativos a las tareas del maestro, que se consideran fundamentales para mantener la motivación de los adolescentes por aprender.

Análisis de las experiencias obtenidas en la segunda jornada de observación y práctica

Mi experiencia de trabajo en el aula durante dos semanas

1. Para analizar las experiencias obtenidas durante la segunda jornada de observación y práctica realizar nuevamente las actividades: “Una revisión panorámica: mi trabajo en el aula” y “¿Qué otras características de los adolescentes conocimos?”.

Bibliografía y otros materiales básicos

Alonso Tapia, Jesús (1999), “¿Qué hacer para motivar a nuestros alumnos?”, en César Coll (coord.), Psicología de la instrucción: la enseñanza y el aprendizaje en la educación secundaria, Barcelona, ICE/HORSORI (Cuadernos de formación del profesorado. Educación secundaria, 15), pp. 119-140.

Astolfi, Jean-Pierre (1997), “En busca del valor”, “Conocimientos, ni teóricos ni prácticos” y “El reflejo de los textos”, en Aprender en la escuela, Traducciones Académicas Especializadas (trad.), Chile, Dolmen, pp. 23-50.

 Fullan, Michael y Andy Hargreaves (1999), “Reflexione en, sobre y para la acción”, en La escuela que queremos. Los objetivos por los que vale la pena luchar, Federico Villegas (trad.), México, Amorrortu/SEP (Biblioteca para la actualización del maestro), pp. 115-123.

SEP (1994), Plan y programas de estudio. Educación básica. 1993. Secundaria, México.

 Tyack, David y Larry Cuban (2000), “¿Por qué persiste la gramática de la escolaridad?”, en En busca de la utopía. Un siglo de reformas en las escuelas públicas, México, FCE/SEP (Biblioteca para la actualización del maestro), pp. 167-214.

Manen, Max Van (1998), “La relación entre la reflexión y la acción”, en El tacto en la enseñanza. El significado de la sensibilidad pedagógica, Barcelona, Paidós (Paidós educador), pp. 111-135.

Zabala Vidiella, Antoni (1998), “La práctica educativa. Unidades de análisis”, en La práctica educativa. Cómo enseñar, 4ª ed., Barcelona, Graó (Serie Pedagogía, 120), pp. 11-24.

Programas y materiales de apoyo para el estudio del 1º al 5º semestres de la Licenciatura en Educación Secundaria.

Libros de texto para educación secundaria.

Libros para el maestro de educación secundaria.


Planes y Programas
Programa de Estudios, 6° Semestre, Licenciatura en Educación Secundaria /
Observación y Práctica Docente IV /
Bloque IV. Logros y retos en el desempeño docente

Este bloque cierra el curso y sugiere actividades destinadas a que los estudiantes analicen su desempeño docente desde una perspectiva integral, con el propósito de que distingan las dificultades que aún enfrentan, los aspectos que las originan y sus consecuencias.

Para ello se propone la revisión de experiencias en el trabajo docente y una sis­tematización personal de los conocimientos obtenidos y las habilidades desarrolladas en la escuela secundaria. Se pretende que los estudiantes confronten sus experiencias
con las de sus compañeros y con los planteamientos de los autores que se han revisado en los diversos cursos, con el fin de propiciar un trabajo autónomo que les dé herramientas para continuar mejorando su desempeño docente.

Grandes desafíos, ¿decisiones adecuadas?

1. Analizar, a partir de su diario de trabajo, sus experiencias al tratar diferentes contenidos con los alumnos de educación secundaria, reconstruyendo las acciones que llevaron a cabo y los resultados que obtuvieron: en particular, los imprevistos que se atendieron y las acciones que se pusieron en marcha para aprovecharlos. Para este análisis se pueden apoyar en las siguientes cuestiones:

Durante el desarrollo de la clase, ¿qué provocó la decisión de hacer cambios o ajustes a las actividades?, ¿qué tan adecuada o no fue esa decisión?


¿Qué situaciones imprevistas se enfrentaron?, ¿cómo se atendieron?, ¿en qué condiciones se aprovecharon esos imprevistos en el trabajo con los alumnos?, ¿en qué condiciones no se pudieron aprovechar?


¿Qué decisiones se fueron tomando en el desarrollo de las actividades?, ¿por qué se actuó de esa manera en las distintas situaciones?, ¿cuáles fueron los resultados obtenidos?, ¿qué tan adecuado o no fue actuar así?


De las acciones que se pusieron en marcha, ¿ya se había recurrido a ellas en otras ocasiones o es la primera vez que se utilizan?, ¿los resultados indican la conveniencia de volver a realizar estas acciones cuando sucedan situaciones imprevistas similares?, ¿de qué forma son útiles para diseñar planeaciones futuras?
2. Elaborar un escrito donde reconozcan los diversos imprevistos que se les presentan en el trabajo con los adolescentes y las habilidades que han desarrollado para enfren­tarlos; identifiquen situaciones que generan el cambio de actividad y el conocimiento que tienen para orientar sus decisiones y valoren lo adecuado o no de éstas.

La evolución de mi competencia didáctica

1. Leer individualmente su diario de trabajo, analizar algunas de las actividades que desarrollaron con los adolescentes en las jornadas de observación y práctica y responder a las cuestiones siguientes:

¿Qué problemas enfrenté?


¿Qué reflexiones realicé?


¿Qué aprendizajes obtuve?
Con esta base, en un cuadro como el siguiente, reflexionar sobre la evolución de su competencia didáctica a partir de los aspectos que se señalan y de otros identificados en el propio desempeño, reconociendo las particularidades del trabajo con los distintos contenidos de las asignaturas de la especialidad.

La conducción de las actividades didácticas.

Habilidad docente ¿Cómo evolucionó? Descripción del cambio en relación con los distintos contenidos de la
especialidad
La planeación de las actividades.    
El conocimiento y manejo de los propósitos, contenidos y enfoques.    
La comunicación con los adolescentes.    
La toma de decisiones ante situaciones imprevistas.    
El uso de recursos y materiales educativos, así como del libro de texto.    
El uso del tiempo.    
El mantenimiento del orden en el aula.    

El carácter integral de la práctica educativa

1. Elegir una clase de su diario de trabajo y analizar las interrelaciones que se dieron entre distintos factores, los resultados logrados, así como las particularidades que se evidencian en cada una de las actividades realizadas, con el fin de que se percaten de que las participaciones, el trabajo y los logros de los adolescentes son producto de la interrelación de diversos factores derivados de las acciones docentes. Para este análisis se pueden apoyar en algunos aspectos que se sugieren a continuación y que pueden ser enriquecidos con planteamientos de la especialidad por estudiantes y maestros:

Relación entre la organización del grupo, las actividades de enseñanza y el interés de los adolescentes por la clase.


Congruencia entre las actividades de enseñanza, el material utilizado y el enfoque para la enseñanza de la asignatura.


Sus intervenciones para promover las preguntas de los adolescentes, las explicaciones que les ofrecen y la forma de atender sus dificultades.


Relación entre sus intervenciones, el orden en el aula y los aprendizajes que se logran.


Sus preguntas y la posibilidad de promover con ellas la reflexión de los adolescentes y el diálogo con sus compañeros.
Se espera que los estudiantes adviertan que durante su formación han estudiado las características de su práctica atendiendo sucesivamente diferentes aspectos; sin embargo, en la realidad éstos se presentan de manera articulada.

2. Leer el texto “A mitad del trayecto… Cinco propuestas más una”, de Philippe Meirieu, y argumentar la siguiente afirmación: las prácticas docentes en la escuela secundaria se encuentran a mitad de trayecto.

3. Teniendo como referente las conclusiones individuales que obtuvieron en las actividades anteriores, los rasgos del perfil de egreso y los planteamientos de los autores que han revisado en la licenciatura, organizar equipos para debatir sobre
las cuestiones que se mencionan enseguida; es importante que en cada equipo se nombre un relator con el fin de exponer al grupo las conclusiones que obtengan.

¿Qué visión tengo acerca del quehacer del maestro de educación secundaria?


¿Qué he aprendido en mi formación docente?, ¿cómo han influido estos aprendizajes en mi trabajo con los adolescentes?


¿Qué aprecio más de mis experiencias al trabajar con grupos escolares?


¿Qué conflictos se presentaron con mayor frecuencia en mi aula?, ¿cuáles representaron mayores retos?, ¿qué he aprendido sobre la forma de atenderlos?


¿Qué compromiso y responsabilidad he adquirido ante la tarea docente?
4. Elaborar un ensayo en el que planteen sus reflexiones individuales sobre los factores y situaciones que se conjugan para entender la práctica de manera integral.

Bibliografía básica

Meirieu, Philippe (1997), “A mitad del trayecto… cinco propuestas más una”, en La escuela, modo de empleo. De los “métodos activos” a la pedagogía diferenciada, José Ma. Cuenca Flores (trad.), Barcelona, Octaedro (Recursos, 17), pp. 95-111.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada